Hasta los semáforos pueden ser rojos

DSC_0008

Están los comunistas, los socialistas, los sindicalistas, los anarquistas, los internacionalistas. Están leninistas, marxistas, trostkistas, stalinististas, maoístas, zapatistas. Están los utópicos, los apolíticos, los médicos, los únicos, los cómodos, los ilógicos, los teóricos, los pragmáticos, los héroes. Están los partidos, los sindicatos, las plataformas, las agrupaciones, las asociaciones, las confederaciones, los gremios, las secciones, los sectores. Están los izquierdistas, los activistas, los ecologistas, los abstencionistas, los anticapitalistas, los idealistas, los pacifistas, los progresistas y algunos ciclistas. Están los luchadores, los soñadores, los librepensadores, los trabajadores, los organizadores, los discutidores y, no nos engañemos, algunos aduladores. Están los hombres, las mujeres, los ciudadanos, las personas. Pero fíjense, si están todos juntos, hasta los semáforos son rojos. Y deberían tenernos miedo
Anuncios